Triatló «B» de Banyoles

El pasado 10 de junio tuvo lugar el clásico Triatlón distancia «B» de Banyoles, y digo un clásico porque es de los más antiguos en territorio nacional, localidad que además no para de organizar triatlones año tras año del mejor nivel.

Este triatlón ha sido muy especial porque finalmente he podido volver en condiciones a una distancia que me encanta. El retorno a la media distancia se me ha hecho eterno y espero que no esté muy lejos de regresar también a mis competiciones favoritas, de larga distancia. El caso es que desde junio del 2017 no he encontrado la regularidad deportiva que tanto me gusta, por motivos varios, entre ellos el encadenar la recuperación de una fractura de cadera con una lesión en el sóleo que me ha dado guerra otros 3 meses y más semanas de incertidumbre tratando de recuperar el estado de forma.

Son lesiones complicadas, no visibles porque puedes ir entrenando pero sin forzar demasiado pero a la que te pasas de rosca, zasss vuelve! Y eso es difícil de asimilar. Conoces los ritmos de entreno necesarios para situarte donde te gustaría estar en carrera, ves que progresas pero no lo puedes mantener demasiado tiempo porque vienen «avisos». Es como si alguien te enseñara un caramelo y cada vez que lo intentas coger, te lo esconde.

Por eso, el retorno a Banyoles ha sido tan especial! Es la primera vez en un año que puedo hacer una carrera de principio a fin sin molestias y que mi rendimiento se ve afectado simplemente por mis fuerzas, porque los compis de carrera ponen unos ritmos que te van vaciando y eso hace la competición más interesante. Me encanta cuando la competición avanza y no puedes soltar cuerda porque te quedas de la pomada, y eso es lo que pasó en Banyoles!

LA CARRERA

Arranca a las 7:30h una natación en formato 1.900 m , en vez de los 3.000 m de la distancia doble olímpica. Ha sido bastante trámite porque sólo hay un escapado, Enric Gussinyer. Atrás venimos todos bastante enfilados, con Iván, compi del equipo CN Mataró, marcando el ritmo y demostrando que entrena muy fuerte en la piscina!

Iniciamos el ciclismo y aguanto unos 10 min en segunda posición, hasta que soy cazado por un grupo numeroso de unas 7 bicis, justo cuando viene el plato estrella del día «El Majokal» que es una encerrona de las buenas con una rampa que resbalaría la rueda con suelo húmedo, y como soy poca cosa tengo que recurrir a la técnica de la escalerilla y apretar fuerte porque el «veterano» Jose Luís Cano, que en ese momento ya nos da alcance, ha decidido que hay que subir a ritmo y bajar cagando leches 🙂 Los kilómetros van avanzando y se hace un poquito de selección, no mucho pero ahora la carrera está de la siguiente forma: Primero va Enric Gussinyer y después un grupito de 5; Casadevall, Joseba, Cano, Uri y finalmente Jordi Miranda que es el quién ha marcado más tiempo el ritmo y además se atreve con una avanzadilla a la T2, metiéndonos unos 45». Dicho así parece muy fácil, pero han sido 72 km duros por un recorrido toboganero que no permitía guardarse nada. Quien quería estar en el grupo, simplemente tenía que dar pedales sin cálculos de potencias medias ni nada.

En la carrera a pie pasó lo siguiente: Lamentablemente Enric Gussinyer hace fallida, y Jordi Miranda junto con Jose Luís Cano que son excelentes corredores, se llevan el primer y segundo puesto. Por detrás me pasaron Roger Camprubí que entró tercero, Aliaksei, Xavi Queral y Víctor Aguilera. Por lo que finalmente entro en 7ª posición y gracias a los puntos que hemos sumado todo el equipo, nos llevamos la 1ª posición por clubes, lo cuál es genial y nos da una buena alegría post-carrera.

Aunque me hayan «sacado las pegatinas» corriendo, estoy muy contento! En realidad no he pegado ningún pedo, sí que he hecho carreras half a mejor ritmo corriendo y se mejorará seguro, pasa que lleva tiempo. Lo que ha sucedido es que los del delante han marcado unos tiempazos corriendo, son unos máquinas! 1:08h, 1:11, 1:12, 1:13, 1:13, 1:14 y yo he sacado 1:19 que no está mal pero es lo que contaba al principio del texto. Quieres pelear con una gente que te va a correr 20 km a 1:11-14h, pues… hay que entrenar diseñando entrenamientos que te lleven a ese objetivo. Por ello si estaba entrenando con molestias, a ritmos que no sirven para ponerse a la altura de estos compis, pues en el día a día te quedas medio mosqueado. Quieres y puedes, pero sabes que la lesión está a la vuelta de la esquina si te pasas de rosca.

Faltaría hablar de la carrera femenina, por ello estaría genial que alguna chica nos cuente su experiencia desde el dorsal! Así que ya sabéis, si se anima alguien le cuelgo la entrada. El podio femenino fue el siguiente:

  1. Núria Peix.
  2. Laia Roselló.
  3. Ana Hernández.

Pues nada más!!! Sólo decir que aprovecharemos el buen tiempo que se viene, se avecinan días ideales para tiradas largas. Nos vemos por los TRIs! Os dejo algunas fotos más y los resultados. Uri

FOTOS: Créditos «Esports Banyoles» y «Joan Dols Clota»

 

Related Post
#1 Triatlón en época de Coronavirus
El método es el camino hacia el éxito
Comparativa medidores de potencia: Favero assioma vs Bkool
¡Estamos de Black Friday!