Frecuencia de nado en el triatlón

Recientemente he completado otro vídeo de formación sobre la frecuencia de nado en el triatlón. El objetivo de la saga de vídeos es analizar esta variación técnica para compararla con los alumnos y decidir si es necesario realizar cambios. Hasta la fecha tengo completados 3 vídeos de esta temática, disponibles en el canal privado de YouTube, para los alumnos online y presenciales:

  • Vídeo de Yokohama.
  • Vídeo de natación anaeróbico: relevos 4×100 en los Juegos Olímpicos de Río.
  • Vídeo de natación aeróbico: Sun Yang en la final de los Juegos Olímpicos de Londres.

 YOKOHAMA

¿Cómo se nada en la práctica en el triatlón? Me atrevo a decir que nuestro 90% de entrenamientos se realiza en piscina pero luego las competiciones se realizan en aguas abiertas, en el mejor de los casos será en un lago.

Un error típico del triatleta es no dedicar tiempo a la práctica de la frecuencia de nado en competición, que es bastante superior que en piscina. Es decir, que además de controlar los tiempos de las series también tenemos que controlar nuestra frecuencia de nado. Una natación de triatlón debe tener en cuenta lo siguiente:

 

  • Salida anaeróbica para situarse correctamente entre los cientos de participantes que pueden haber.
  • Si hay olas, un nado con poca frecuencia no suele ser el más adecuado.
  • Muy probablemente tendremos bastantes participantes a nuestro alrededor durante la mayor parte de la prueba. Ir a los extremos para intentar estar cómodos no debería ser la solución.
  • Se modifica ligeramente e inconscientemente la frecuencia, si la natación es con o sin neopreno.
  • Por último, son pocos los que tienen la técnica tan pulida como un nadador. Cada persona debe encontrar su estilo económico y eficiente. Lo que funciona para uno quizás no resulta como regla para todo el grupo.

En Yokohama vimos que había un patrón general para todos los deportistas que se habían ganado estar ahí. El objetivo de los entrenamientos de triatlón es realizar correctamente esos patrones que se han demostrado que funcionan en competición. A la larga, los resultados aparecen.

RELEVOS 4×100

En este vídeo estudiamos el caso extremo de unas frecuencias de nado altísimas y también de algunas modificaciones técnicas para poder mantener esa frecuencia durante los 100 metros. Una de las características comunes es que casi todos los nadadores realizan la prueba en un estilo híbrido de conducción mixta del movimiento. La mitad del ciclo por las caderas y la otra mitad por los hombros.

También vimos que había alguna excepción con una frecuencia de nado algo más baja, lo que demanda una gran fuerza de empuje y extensión, así como unos apoyos y tirones exquisitos. Lo interesante del vídeo fue comprobar que la pérdida del ritmo se producía con la pérdida de la frecuencia de nado.

SUN YANG 1.500 metros

El vídeo del crack chino, representa la teoría pura de la eficiencia de nado vía la distancia por brazada, razón por la cuál lleva una frecuencia de nado muy baja, nadando a ritmos por debajo los 55»/100m.

Comentamos si es interesante intentar imitar el estilo de Sun Yang para el triatlón, si se asemeja a una prueba de natación en aguas abiertas y lo que se necesita para llegar ahí. ¿Realmente este estilo es recomendable para todo el mundo? La respuesta la tenemos en el vídeo.

 

¿Te interesa saber más sobre la frecuencia de nado en el triatlón? Te invito a venir a algún training camp o TriDay de la próxima temporada. Siempre os grabamos en vídeo y analizamos estos detalles técnicos.

Además si te unes al grupo de entrenamiento del 2019 irás recibiendo vídeos de formación: actualmente ya se cuenta con más de 20 vídeos específicos de natación, siempre aplicado al triatlón.

 

Related Post
#1 Triatlón en época de Coronavirus
El método es el camino hacia el éxito
Comparativa medidores de potencia: Favero assioma vs Bkool
¡Estamos de Black Friday!