Relojes con medición directa de FC en la muñeca

Los relojes deportivos no dejan de sorprendernos año tras año, ofreciendo más funcionalidades a la vez que resultan cómodos de llevar durante el día a día. Las últimas tendencias han sido:

  • Evolución hacia una apariencia circular.
  • Ya no es tan habitual oír hablar de un reloj de «triatlón» para dar paso a un reloj de «running», porque tiene un público objetivo mayor. Aunque ofrezcan las características más demandadas por los triatletas.
  • Pantallas táctiles con apariencia «de calle», incluso dibujan unas agujas analógicas que dan mucho el pego.
  • Conectividad sin cables. Atrás quedó la necesidad de una plataforma puente para pasar los datos del reloj al ordenador. Ahora todo va por bluetooth y se sincroniza automáticamente a todas las cuentas de nuestras APPs favoritas. Ojito porque en un futuro llegarán los de carga inalámbrica y baterías de mayor duración.
  • Integración de la lectura de frecuencia cardíaca en el mismo reloj.

Este último punto es el interesante para el artículo, pues todo alumno que se compra un reloj nuevo, opta por un modelo que lea la FC en la muñeca.

¿Cómo son de fiables estas mediciones?

En mi opinión personal, no tiene comparación con la lectura de una banda en el pecho. Por eso omitiré marcas, simplemente porque queda mucho camino por recorrer en este aspecto. Y opino desde el punto de vista diario, que me llegan bastantes entrenamientos por Training Peaks, donde más de uno ha recibido un comentario como… ¿Hoy ibas sin banda verdad?

Os explico situaciones en que los medidores directos a la muñeca pueden pasar el filtro:

  • Entrenos sin demasiada variación de FC, es decir, un aeróbico ligero, incluso un tempo.
  • Días en los que no sudemos demasiado.

En otros entrenamientos, como intervalos en carrera a pie, fartleks muy diferenciados o llevarlo para los entrenamientos de ciclismo en la muñeca, las lecturas no son fiables.

El problema está en que hay una parte del entreno fiable y después empiezan a aparecer picos de FC. A veces son tan claros que se detectan bien, el problema es cuando no son tan claros para el ojo de un deportista. Teniendo en cuenta que lo utilizamos para fines de entrenamiento, porque atención, alguno me pregunta incluso si les está dando una taquicardia. Por este motivo, en un país tan famoso para los pleitos como es USA, ya ha dado algún que otro susto a los fabricantes, porque para algunas personas una lectura correcta de FC es importante, más allá del rendimiento deportivo.

Os pongo un fragmento de un entrenamiento, de un deportista que tenemos bien medido y para este entrenamiento se olvidó la banda del pecho y utilizó el lector de muñeca del reloj. La línea gruesa roja representa su zona de umbral de FC. Fijaros la lectura tan alejada, durante más de 15min según el reloj, estuvo en zona VO2max. Ya sabemos que eso es imposible.

Ejemplo 1. Lectura errónea FC en muñeca.

Ahora el mismo deportista, en un fartlek con poca variación, utilizando el reloj de muñeca. En este caso, sí que nos podemos fiar de la lectura.

Ejemplo 2. Lectura FC en muñeca correcta. Ejercicio fartlek tipo CV1.

Ahora, un tercer ejemplo de todo lo contrario. En esta ocasión la lectura es mala, a la baja. Se ha marcado la zona gruesa de color rojo, correspondiente a un ritmo aeróbico R1. La sesión de entrenamiento corresponde a un cross de 5 km que se corrió a ritmo de 3:30 min/km. Y este ejemplo lo pongo porque es de los complicados de detectar para los deportistas. Parece una línea bonita, estable, pero de números totalmente incorrectos. Tras la pregunta, ¿Qué banda llevabas hoy? Nos comenta que se la olvidó y fue el reloj quien grabó con su medidor interno.

Ejemplo 3. Carrera de 5 km con lectura incorrecta a la baja.

Pues así podría continuar poniendo bastantes ejemplos. El problema es para las herramientas como Training Peaks, que es necesario estar encima y borrar los picos de potencia, e incluso la totalidad de la lectura de FC de una sesión dudosa. El motivo es que afectará a nuestro histórico de datos y cuando la APP propone unos umbrales, son incorrectos si le entramos actividades mal grabadas. Se deben rectificar esas lecturas para evitar conclusiones incorrectas.

Espero que os haya gustado el texto y ojo, no digo que todos vayan mal, sino que hay algunos tipos de ejercicios que tienen números para que la lectura de FC quede mal grabada, y en esas sesiones que ya sabemos cuáles van a ser, debemos conseguir una banda de FC para tener un buen registro de cara a los entrenadores.

Como he dicho, estos relojes modernos tienen muchísimos pros a favor del diseño, conectividad, funcionalidad. Pero lamentablemente se estan encareciendo añadiendo muchísimas funciones, cuando un deportista busca que no falle lo básico.

Related Post
¡Estamos de Black Friday!
Prueba nuestro servicio de nutrición deportiva
Tests de ciclismo: un poco de lactato
Zwift vídeo: El Tour de Rigo